© 2012 oscar Captura de pantalla 2012-02-13 a la(s) 19.20.19

Hello Vietnam…

Por fin encuentro un hueco de entre las horas que tiene el día y los días que tiene la semana para escribir una nueva entrada.

A decir verdad en este mismo instante si que tengo la sensación de estar haciendo una de las mayores aventuras de mi vida. Para poneros en situación imaginaros que son las 23,43 pm, me encuentro en la litera de arriba de un tren cuyo vagón compartimos con un auténtico matrimonio vietnamita, si, si, de esos que no saben ni decir hola en inglés. Aquí me encuentro tecleando estas mismas palabras a pesar de los constantes movimientos del vagón.

¿Cómo hemos llegado a este tren y hacia donde vamos? Para responder a esta pregunta nos tenemos que ir días atrás donde entonces estábamos en nuestra queridísima ciudad de Chiang Mai. Volamos de Chiang Mai a Bangkok para volver a pasar unos días hasta nuestro nuevo destino Hanoi, Vietnam.

Si pierdo un poco el hilo contando esto es porque la vietnamita que está debajo de Mónica durmiendo acaba de estornudar 3 veces seguidas, y entre el aliento de cerveza de su marido que está debajo mía, y la habitación que es pequeña, no me queda otra cosa que reirme de la situación mientras veo la cara de asco de Mónica, jeje.

Bueno, cogimos el vuelo a Hanoi y sólo pasadas 3 horas de haber aterrizado, podría decir que Hanoi le quita el puesto de ciudad caótica a Bangkok. Es impresionante la cantidad de tráfico y motos que circulan por unas calles sin leyes, pero aquí además todo el mundo pita, lo que trae consigo que te pongas un poco más nervioso.

 

Hanoi es una ciudad bonita pero a su manera. Como ciudad no está tan preparada para el turista, no puedes esperar ver tantos monumentos, arquitecturas, museos como en Europa, o Tailandia, pero sin embargo llama mucho la atención ver la vida en la calle. Acostumbrados a la vida europea, el concepto de starbucks aquí viene a ser algo como poner sillitas de guardería en la acera y servirte un té vietnamita. Respecto a la comida hay de todo, restaurantes lujosos y cocinas portátiles donde te cocinan desde una tortilla a un pollo frito.

 Podéis ver lo chiquititas que pueden llegar a ser las sillitas.

Algo de turismo pudimos hacer por Hanoi…

Como anécdota, aquí en Vietnam no te puedes comprar un coche si no tienes un garaje en propiedad, por este motivo y por el tráfico hay cientos de motos en cualquier calle. Como he comentado el tráfico es caótico, he visto cruces en los que la prioridad la tiene el de la derecha, o cruces en los que la prioridad lo tiene el que llega primero, pero en Hanoi los que tienen prioridad en el cruce son los que llegan pitando y son más suicidas, sin ir más lejos he visto 2 pequeños accidentes de moto, pero sin heridos graves. Pues bien, comentaba que como anécdota el hecho de que haya tantas motos y sea el principal medio de transporte, he llegado a ver 4 personas en una moto, un padre con un bebe durmiendo en sus manos y conduciendo, una cama de matrimonio en la parte de atrás de la moto, bueno aquí os paso un par de fotos de otras que he llegado a ver…

La vaca estaba viva !!! impresionante… jejeje, no es broma… la vaca estaba muerta, y la llevaba al mercado para venderla.

Después de ver Hanoi nos decidimos ir a Halong Bay para el fin de semana. Se trataba de un fin de semana en un pequeño crucero por las montañas de Halong Bay. Sinceramente ha sido una de las maravillas naturales que más me han impresionado en mi vida. Es cierto que no he visto tanto, pero realmente es impresionante el paisaje. Para los que tenéis cámaras reflex, obligatorio llevarla. Aquí os dejo algunas fotos más de Halong Bay, no me extrañaría que rodasen Jurasic Park 4 aquí…

Después de esta experiencia, cogimos directamente el tren dirección Hue donde pasaremos 1 día, y luego iremos 1 semana a Hoi an (ni idea de como se escribe, pero hay playa y eso es lo importante).